La confianza

Durante las últimas sesiones hemos trabajado el  valor de la confianza, en Dios y en las personas.

Como ejemplo de confianza en Dios hemos conocido la historia de Abrahán, que nos ha gustado mucho, y también cómo nosotros podemos confiar en Él, dedicándole un tiempo en la oración.

Confiar en las personas que nos quieren, como la familia y amigos, nos ayuda a ser mejores personas y a establecer pactos para luego cumplirlos, y así demostrar la verdadera confianza.

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Solve : *
17 × 29 =