El objeto

?

EL OBJETO

 

Yo era feliz con mi visera nueva, me la había regalado mi abuelo por la comunión.

 

Como cada día, decidí ir al bosque.  Me encontraba especialmente valiente y decidí adentrarme en el bosque.

 

Mientras caminaba encuentré una casa abandonada. La casa era una mansión vieja y sucia, es la casa 13.

 

El lugar estaba nublado, parecía un cementerio de lo oscuro que estaba, hacía frío.

 

A pesar de que sentía un poco de miedo, la casa me atraía poderosamente y entré. Al entrar solo veía la entrada, en la entrada no había nada, era un pasillo con una alfombra roja y nada más, era largo y al final había una puerta de madera y entré. Al entrar vi una sala muy grande y allí me encontré las fotos más extrañas que había visto en mi vida: eran fotografías de niños con objetos preciosos.

 

En una había una niña y un globo terráqueo precioso. También un niño con calcetines rojos que llevaba en las manos un coche de oro. Otra era de una niña vestida de rosa con una muñeca preciosa y la última foto era de un niño con corbata y un bate de oro. En el centro de la sala, vi una mesa con una caja de oro con bordados de diamante de la que salía una brillante y bonita luz.

 

 Deslumbrado con el precioso objeto y la luz que emitía me acerqué a ella.

 

Al día siguiente había un gran barullo en el pueblo. La gente buscaba a un niño desaparecido, un niño con visera.  Mandaron una patrulla de búsqueda por toda la ciudad, pero no había rastro de él.

 

Unos días después, mi amiga, muy desesperada, fue al bosque y vio una casa abandonada.

 

.La casa era una mansión vieja y sucia, era la casa 13.

 

El lugar estaba nublado, parecía un cementerio de lo oscuro que estaba, hacía frío.

 

A pesar de que sentía un poco de miedo, la casa la atraía poderosamente y entró. Al entrar solo veía la entrada, en la entrada no había nada, era un pasillo con una alfombra roja y nada más, era largo y al final había una puerta de madera y entró. Al entrar vio una sala muy grande y allí se encontró las fotos más extrañas que había visto en su vida: eran fotografías de niños con objetos preciosos.

 

En una había una niña y un globo terráqueo precioso. También un niño con calcetines rojos que llevaba en las manos un coche de oro. Otra era de una niña vestida de rosa con una muñeca preciosa, igualmente había una foto de un niño con corbata y un bate de oro. La última foto era de un niño con visera y una caja de oro.

 

En el centro de la sala, vió una mesa con un broche de oro y perlas que desprendía una brillante y bonita luz.

 

La niña, deslumbrada con el precioso objeto y la luz que emitía, se acercó a verlo.

 

Dámaso Millán