Control de fugas

 

Los alumnos de 3º a 6º de Primaria controlan dos veces al día (al acabar las clases de la mañana y de la tarde) que no se produzcan fugas de energía.

Pasan por todos los espacios del cole y vigilan que las luces estén apagadas, las ventanas cerradas (si está puesta la calefacción), los aparatos desconectados, los grifos cerrados… Si encuentran algo que no se ajuste a las normas de ahorro de energía, lo apagan o cierran y toman nota del lugar. Cada mes se colocan en un ranking las clases más eficientes en consumo de energía.