Area 51

Dos estudiantes, cansados de buscar información del área 51, preparan la mochila y salen de casa. Han oído que se producen fenómenos extraños y quieren filmar un corto de área 51.

La tarde era tranquila. Ya a pocos kilómetros, pararon en un bar al lado del área 51, el bar era muy viejo y pequeño, le preguntaron a la camarera sobre el área 51 y ella contesta con cara pálida:

-Siempre te vigilan y hay muchos caminos para perderse.

A pesar de la respuesta, decidieron seguir su viaje.

 

Llegaron al último punto del área 51 y vieron dos ancianos  con caras familiares. Uno de los ancianos cuchicheaba, ambos tenían cicatrices y quemaduras en las manos. Parecían perdidos y desorientados, no sabían cómo volver, aunque todo está lleno de señales prohibiendo el paso, los ancianos cometen un error, entran en la zona y nada más entrar… desaparecen.

Los estudiantes pálidos y temblorosos, con los pelos de punta no dan crédito a lo que han visto sus ojos.

En ese momento, aparece un coche de la CIA y los asustados estudiantes deciden correr hacia el coche. A punto de entrar, el coche estalla y se incendia.

5 años después…

Llama la CIA a su puerta y dicen con cara misteriosa:

 

-¿Qué hacemos?

-Lo que dice el capitán. Han visto demasiado.

 

Les ponen las esposas en las muñecas y se ven las manos de los estudiantes llenas de cicatrices y quemaduras.

 Héctor.Arnáiz