Amigo invisible: 2013-14

 

Este año aprovechamos las lecturas de navidades para incluir una variante del amigo invisible relacionado con la animación a la lectura.

Nos organizamos por ciclos.

Sorteamos las parejas de amigos invisibles y explicamos que tenían que traer un libro de su casa para prestar a su amigo invisible, podían elegir entre un libro que se ajustara a los gustos del lector o uno que fuera de sus favoritos.

Tenían que leerlo durante las vacaciones y a la vuelta, en una sesión conjunta de ciclo, descubrir quién era su amigo invisible y devolverle el libro. Cuando hubo dificultades para adivinarlo, se les ofrecieron pistas.